Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

¿Cómo Se Realiza Una Limpieza En Altura?

En la actualidad, en las grandes ciudades como Madrid podemos ver edificios cada vez más altos, sobre todo aquellos que se destinan para albergar las oficinas de grandes empresas. Por este motivo, no es extraño que los servicios de limpieza en altura sean cada vez más solicitados. Se trata de un trabajo que se lleva a cabo cuando la limpieza no puede realizarse desde el interior, ya que suelen incluirse fachadas y grandes cristaleras, además de otros muchos elementos que se encuentran en el exterior y que son de difícil acceso.

limpieza en altura

Sin embargo, debes saber que no todas las empresas de limpieza de Madrid pueden desempeñar este tipo de tareas, pues a la hora de hacerlo es fundamental que los profesionales hayan recibido la formación adecuada y que tengan experiencia. Y es que el objetivo no es únicamente que el cliente quede contento con el servicio prestado, sino también que se lleve a cabo con total seguridad para que los trabajadores no estén expuestos a ningún tipo de riesgo para su integridad física.

Así pues, cuando una empresa de Madrid va a realizar una limpieza en altura, lo primero que debe hacer es estudiar el tipo de edificio que debe limpiarse y diseñar un plan de trabajo. Una vez hecho esto, podrán elegirse las herramientas, las técnicas  y los profesionales que mejor se ajusten a las necesidades del cliente. Y es que, aunque hay estructuras que pueden limpiarse desde abajo con pértigas periscópicas y barras extensibles, hay otras en las que deben utilizarse andamios o plataformas elevadoras, así como equipos alpinos para que los profesionales puedan estar suspendidos con seguridad.

Por otro lado, es importante destacar que los trabajadores de la limpieza en altura deben estar preparados en todo momento para poder solucionar posibles imprevistos que puedan aparecer mientras se está realizando la tarea. De esta manera, podrá reaccionarse correctamente y evitar accidentes.

Además, debe utilizarse siempre el equipo adecuado en función de la superficie sobre la que vaya a efectuarse la limpieza. Por ejemplo, si estamos hablando de limpiar cristales, siempre debe utilizarse una banda limpiadora, un cepillo, productos limpiacristales específicos, cubos, esponjas, rascadores, pulverizadores y equipos de tratamiento de agua adecuados para cada caso.