Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

4 Trucos Para Limpiar Las Alfombras: Fácil Y Rápido

Limpiar las alfombras es una de las tareas domésticas más tediosas y complicadas que existen, sobre todo si no sabemos qué productos debemos usar o qué técnicas son más eficaces. Si tenemos niños pequeños o mascotas en casa, la cosa se complica aún más. Desde eliminar las manchas hasta quitar los malos olores son algunas de las acciones que deben realizarse en las alfombras que tengamos en cualquier estancia. Por eso hoy te traemos algunos trucos para limpiar las alfombras que seguro que te resultan muy útiles.

1. Limpiar con sal

Usar sal es uno de los métodos más eficaces para desinfectar y limpiar las alfombras. Aplica una capa de sal por encima de toda la superficie y después enróscala. Es necesario que la mantengas así durante unas horas. Después desenvuélvela y pasa la aspiradora para quitar los restos de sal.

2. Eliminar manchas de la alfombra

Para quitar las manchas de las alfombras es importante que lo hagas antes de que éstas se sequen. Aplica agua con bicarbonato, agua oxigenada o simplemente agua con gas. Déjalo actuar varios minutos y sécalo con un trapo seco o papel de cocina absorbente, sin frotar. También es muy importante que las limpies desde el exterior hacia el interior para evitar que se expandan y se hagan más grandes.

3. Detergente y vinagre

Otro de los trucos para limpiar las alfombras que resultan más eficaces sobre todo para manchas de alimentos es mezclar agua templada con detergente neutro y vinagre. Aplica la mezcla sobre la mancha de la alfombra con ayuda de una esponja. Pasados unos minutos, limpia la zona con un trapo y déjala secar. Este es un truco casero que te resulta muy económico pero también muy útil para limpiar moquetas.

4. Eliminar malos olores de la alfombra

Además de llevar a cabo una limpieza a fondo de la alfombra, también es importante eliminar los malos olores que hayan podido quedar adheridos. Para ello lo mejor es echar bicarbonato en la alfombra y dejarlo actuar durante 4 horas, retirándolo más tarde con ayuda de la aspiradora. El bicarbonato es uno de esos productos de limpieza que pueden tener múltiples usos para las tareas del hogar y que resulta muy práctico y eficaz cuando se trata tanto de eliminar los malos olores como las manchas y la suciedad.