Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

4 Trucos Para Limpiar Las Ventanas Fácil Y Rápido

Limpiar las ventanas suele ser una de las tareas domésticas más tediosas para muchas personas. Además, siempre parece que cuanto más miramos los cristales más manchas encontramos. Por eso, es importante saber cómo limpiar los cristales para que nos queden lo más relucientes posible y que duren el mayor tiempo posible. Elegir un buen producto de limpieza es fundamental, pero la técnica para hacerlo también lo es. Y para que te resulte más sencillo, hoy te traemos algunos trucos para limpiar las ventanas que seguro que te resultan muy útiles.

Limpiar las ventanas

1. Amoniaco

El amoniaco es uno de los mejores productos que puedes usar para limpiar los cristales, ventanas y espejos. Y es que el amoniaco tiene un gran poder desengrasante y limpiador. Si lo usas, lograrás resultados sorprendentes. Para ello necesitarás reducir el amoniaco con un poco de agua y hacerlo con cuidado, ya que se trata de un producto abrasivo.

2. Papel de periódico

Otro truco para limpiar las ventanas que da muy buenos resultados es utilizar papel de periódico en vez de un trapo. De esta manera, no quedarán en los cristales restos de pelusa que suelen soltar la mayoría de los paños.

3. Vinagre

Además, para dar brillo a tus cristales es muy útil mezclar agua con un poco de vinagre y aplicarlo sobre la superficie que quieres limpiar. Para ello, te resultará muy práctico introducir la mezcla en un spray. Si el agua está caliente será mucho más fácil eliminar la suciedad. El vinagre es un producto natural que posee numerosas propiedades por lo que puedes usarlo también para limpiar muebles de madera por ejemplo. De esta forma, la limpieza será más económica y ecológica.

4. Almidón

El almidón también es un excelente producto para limpiar las ventanas. Solamente tienes que mezclar una cucharadita en medio litro de agua caliente y extender la mezcla sobre el cristal con una esponja. Luego frota el cristal con papel de periódico para retirar el almidón. los resultados son impresionantes, pero no se recomienda usarlo para limpiar las ventanas que estén a pleno sol, ya que la mezcla se secaría demasiado rápido y no podría eliminarse la suciedad por completo.