Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

7 Consejos Para Organizar La Limpieza De Una Comunidad De Vecinos

A la hora de organizar la limpieza de una comunidad de vecinos es normal que de vez en cuando surjan ciertas discrepancias entre los propietarios de las viviendas. Y es que ponerse de acuerdo sobre las necesidades y posibilidades de las zonas comunes y además cumplir con la Ley de Propiedad Horizontal no siempre es fácil. Por eso, en estos casos, lo mejor es siempre contratar los servicios de una empresa de limpieza especializada en comunidades de vecinos para evitar discusiones, favorecer la convivencia vecinal y conseguir que todo se encuentre siempre limpio y en buen estado. Lo cual os ahorrará muchos quebraderos de cabeza. En cualquier caso, hoy te traemos algunos consejos para que sepáis qué cosas son las que necesitan mayor atención.

1. Limpieza de la comunidad de vecinos: Zonas comunes

Las entradas, rellanos y pasillos son áreas que requieren de un mantenimiento continuo, ya que son zonas muy transitadas, sobre todo cuando se trata de un edificio con muchas viviendas. Organizar a todos los vecinos para hacerlo puede ser complicado, pero si decidís contratar una empresa especializada en la limpieza de comunidades de vecinos, siempre estarán limpias y ordenadas.

2. Mantenimiento de la comunidad de vecinos: Ascensores

Si algún propietario realiza obras en su vivienda, deberás ser responsable de la limpieza de las zonas que se hayan ensuciado. Además, los dueños de mascotas deberán procurar que sus animales no hagan sus necesidades en zonas comunes o, al menos, encargarse de limpiarlo. Pero también deben respetarse las normas de uso del ascensor para mantener limpia la maquinaria y que funcione correctamente.

3. Problemas con la comunidad de vecinos: animales domésticos

Los animales nunca deben estar sueltos por las zonas comunes y se debe evitar que hagan sus necesidades en las mismas. En caso de que así sea, se debe limpiar, además de encargarse de los posibles desperfectos que haya causado. En los jardines y en la piscina se puede prohibir su entrada para mantener la limpieza y la higiene de los vecinos.

4, Limpieza de garajes comunitarios

Tener el garaje limpio puede ser difícil, pero a todos nos gusta que así sea para que nuestro coche de mantenga en buen estado. Tener las paredes cuidadas y pintadas siempre da imagen de limpio y ordenado. Además es recomendable llevar a cabo labores de desinfeccióny desratización al menos una vez al año, así como realizar una limpieza con máquinas fregadoras y productos específicos para eliminar la suciedad que dejan los vehículos

5. Terraza comunitaria

El uso de una terraza comunitaria no es el mismo que el de una terraza propia. Por eso es importante cuidarla, evitando tirar cosas que puedan atorar los desagües tales como pinzas o plantas.

6. Basuras

Todos los vecinos deben concienciarse de que existe un espacio destinado para la recogida de la basura. No utilices las zonas comunes para depositarlas de manera temporal y evitarás problemas de malos olores e insalubridad.