Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

Cómo Ahorrar Agua Al Limpiar La Casa

Todos sabemos lo importante que es usar el agua de manera responsable. Dentro de nuestra rutina diaria existen muchos momentos en los que podemos reducir el consumo y ahorrar agua de una manera muy sencilla. Por ejemplo, al limpiar la casa. Hoy te traemos algunos consejos muy útiles para que nosderroches el agua durante la limpieza doméstica y, además de disminuir tu factura, seas más respetuoso con el medio ambiente.

limpiar la casa

Fregar los platos

Si no cuentas con lavavajillas en casa, lo más aconsejable para ahorrar agua es fregarlos todos al mismo tiempo. Además, es recomendable que lo hagamos después de comer, ya que los restos de comida saldrán con más facilidad, a ser posible con agua caliente. Empieza siempre por los platos menos sucios y termina con los más difíciles para que el agua vaya ablandando la suciedad de estos últimos. Enjabona todas las piezas juntas y enjuaga todo después para no tener que dejar el grifo abierto.

Limpieza de la cocina

Intenta usar productos de limpieza que generen poca espuma, ya que así necesitarás menos agua. Además, si utilizas agua caliente, la grasa se irá con más facilidad y no necesitarás tanta agua.

Hacer la colada

Separa la ropa y clasifícala antes de lavarla para que peudas elegir el mejor ciclo de lavado para cada tanda en función del color y del tejido. Intenta usar siempre detergentes biodegradables, de manera que puedas usar el agua sobrante para regar el jardín, por ejemplo. Además, es importante que intentes llenar la lavadora hasta su máxima capacidad. Así no solamente ahorrarás agua, sino también detergente.

Limpieza del baño

Podemos disminuir en gran medida nuestro consumo de agua al limpiar el baño si dividimos las tareas en tres pasos: limpiar las paredes, limpiar los sanitarios y fregar el suelo. Las paredes no requieren de productos con mucha espuma, por lo que podemos limpiarlas únicamente con un paño húmedo. Y lo mismo para los sanitarios. Para el suelo, es importante que lo barramos antes para que eliminemos la mayor parte de la suciedad. De esta forma, no necesitaremos tanta agua para fregar.

Limpiar el patio

En los exteriores de nuestra vivienda podemos reciclar el agua, por ejemplod e la lavadora siempre que usemos detergentes biodegradables. Pero también hay mucha gente que usa el agua de la ducha que sale antes de que empiece  a salir el agua caliente y que generalmente se desperdicia.