Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

Cómo Limpiar Escobas, Fregonas Y Esponjas.

Saber cómo mantener limpias escobas, cepillos, trapeadores y esponjas, que es esencial para la higiene en el hogar, es de suma importancia si no quieremos perder el dinero que cuesta estar comprando constantemente cepillos.

Estos son algunos consejos para mantener limpios y más eficientes escobas, fregonas y esponjas.

Para limpiar las escobas, después de haberlas usado, sólo tiene que agitar y colar entre el cepillo de la escoba un peine de dientes anchos, luego se lava en agua caliente y jabón o con una solución de un litro de agua con una cucharada de amoníaco.

Para secarlo se debe de poner al aire libre, boca abajo para no desmoldar las espigas del cepillo. Despúes lo lavamos de nuevo, sumergiéndolos durante toda una noche en agua caliente y jabón.

El cepillo se debe limpiar con agua y jabón, los de crin con amoníaco y agua en partes iguales, mientras que las de nylon en un cuarto de galón de agua tibia en el que haya disuelto una cucharada de bicarbonato: se deben hacer todos los tipos de pincel en seco teniendo en las espigas del cepillo hacia arriba.

limpiar-escobas
En cuanto a la limpieza de las esponjas sintéticas utilizando una solución de agua y soda o agua y sal se limpian muy bien. Despúes se tienen que dejar en remojo durante un día entero. Despúes de lavarlo se pone  en una solución de agua que contiene un décimo de ácido clorhídrico y finalmente se enjuaga a fondo con agua corriente.

Los trapos se deben lavar con amoníaco y agua, enjuague bien y deje secar al aire antes de guardarla para evitar  olores. Como alternativa, también se puede lavar en la lavadora siempre separado de otras prendas de vestir: recuerde a continuación, compruebe y limpie el filtro ya que la suciedad y el polvo podrían arruinar las prendas introducidas en el lavado posterior.