Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

¿Cómo Mantener Limpia Y Cuidada Una Comunidad De Vecinos?

Las comunidades de vecinos no son fáciles de limpiar y mantener, sobre todo cuando se trata de edificios grandes con amplias zonas de disfrute común para todos los vecinos. Y es que para mantener este tipo de edificios en unas condiciones de mantenimiento e higiene óptimas es necesario no solamente contratar los servicios de una empresa de limpieza en Madrid, sino también de profesionales de la jardinería y, en el caso de contar con piscina, del servicio de una empresa que se ocupe del mantenimiento de este tipo de instalaciones. Sin olvidar por supuesto las instalaciones eléctricas y de fontanería, que deben tener un mantenimiento periódico para evitar graves daños como humedades o fallos en el circuito eléctrico.

comunidad de vecinos

Como puedes ver, se trata de un amplio abanico de servicios que siempre deben ser atendidos por profesionales que mantengan las instalaciones limpias y en buen estado. De hecho, la mejor opción en estos casos para cualquier administrador de una comunidad es delegar los servicios en una única empresa que responda ante cualquier desperfecto que pueda suceder en el edificio.

Pero además, mantener limpia y cuidada una comunidad de vecinos no es solamente tarea de la empresa contratada, sino que también los vecinos deben preocuparse por que el comportamiento de todos sea responsable y respetuoso. Y es que en una convivencia es necesario que todas las zonas comunes se encuentren en buenas condiciones para que puedan ser disfrutadas de la mejor forma posible. A continuación os dejamos algunos consejos que deben seguirse para ello.

1. Instalar suficientes papeleras en las zonas comunes, distribuidas en aquellos puntos en los que vas basura suela generarse, como la piscina o el parque infantil.

2. Colocar materiales que sean fáciles de limpiar y que no necesiten de mucho mantenimiento, tanto para los muros como para los caminos.

3. Evitar pisar sobre el césped, ya que puede estropearse con mucha facilidad, sobre todo cuando está mojado. De lo contrario, habrá que cambiarlo con mayor frecuencia.

4. Ducharse antes de bañarse en la piscina para que el agua se mantenga limpia más tiempo y no sean necesarios tantos productos químicos para su mantenimiento.