Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

Consejos De Limpieza Para Comunidades De Vecinos

Se acabó el verano y con la llegada del otoño muchas comunidades de vecinos que habían quedado prácticamente vacías, vuelven a llenarse. Normalmente la limpieza de las comunidades de vecinos es responsabilidad de los empleados de mantenimiento, empresas multiservicio que administran varias comunidades o bien de empresas de administración de fincas que se ocupan de todos los aspectos relacionados con ello.

En cualquier caso, en estas fechas es importante equiparse adecuadamente para afrontar las tareas de limpieza de la mejor forma posible. Si la propia empresa de limpieza trae los útiles de limpieza, químicos y demás complementos os resultará todavía más sencillo, ya que no tendréis que encargar esta tarea a ningún vecino. Pero seguro que no os vienen mal los consejos de limpieza para comunidades de vecinos que os traemos a continuación.

¿Qué cosas deben limpiarse en una comunidad de vecinos?

  • Lo primero que recomendamos es usar productos de limpieza de calidad, ya que muchas veces recurrimos al uso de productos pensados para el ámbito domésticos que suelen ser menos eficaces y menos eficientes, ya que deben usarse en más cantidad. Piensa que se trata de una zona de mucho tránsito y que las escaleras y portales tienen más metros que una vivienda normal.
  • La limpieza de mantenimiento de suelos, pasillos y demás debe ir en función de la cantidad de vecinos del bloque. Cuando hablamos de comunidades pequeñas de menos de 10 viviendas, con dos veces a la semana es suficiente, pero si se trata de comunidades de más de 10 viviendas, lo ideal es hacer una limpieza diaria.
  • La limpieza de ventanas, puertas, cristales e iluminación debe realizarse al menos una vez al mes.
  • Si tenéis suelos de piedra natural como por ejemplo mármol, es importante realizar un pulido y abrillantado profesional una vez al año.
  • En garajes y zonas subterráneas, la limpieza debe efectuarse cada cuatro meses con máquinas fregadoras, utilizando un detergente desengrasante enérgico. Después con barrer una vez a la semana es suficiente.
  • Si en la comunidad de vecinos hay baños y aseos públicos, debe valorarse en cada caso el uso que se les a y en base a ello realizar la limpieza, pero siempre como mínimo una vez por semana, reponiendo el papel higiénico y el jabón de manos.

En cualquier caso, todo depende de la propia comunidad, ya que cada una tiene sus particularidades y las rutinas de limpieza pueden cambiar en función de la cantidad de vecinos, del uso que se le dé a las zonas, del tipo de espacios que se disfrutan, etc.