Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

¿Cómo Limpiar El Aparato De Aire Acondicionado?

Ahora que el verano ha llegado y las altas temperaturas empiezan a hacerse notar, es normal que empecemos a usar con frecuencia el aparato de aire acondicionado de casa. Para que el mecanismo funcione correctamente y lo haga de una manera eficiente, debesa saber que es importante limpiarlos de vez en cuando y si es antes del verano mejor. Y es que además de alargar la vida del aparato, un buen mantenimiento hará que el gasto de electricidad se reduzca considerablemente, ya que no será necesaria tanta energía para lograr la temperatura deseada.

Debes tener en cuenta que los filtros están diseñados para retener las partículas de polvo más pequeñas del aire, las esporas de moho y demás organismos que, a la larga, pueden terminar causando graves problemas de salud. Así pues, limpiar el aparato de aire acondicionado hará que el ambiente de nuestra casa sea mucho más sano y que se mantenga en perfecto estado por mucho más tiempo. Lo más aconsejable es que lo revises al menos cada 6 meses y que lo limpies siguiendo las indicaciones del fabricante.

limpiar el aparato de aire acondicionado

Cómo limpiar el filtro del aparato de aire acondicionado

Hay algunos aparatos de aire acondicionado que poseen filtros permanentes y que requiere de una limpieza manual. En este caso, lo que debemos hacer es sacar el filtro y sumergirlo en una solución de vinagre blanco y agua a partes iguales. Después de una hora en reposo el vinagre habrá eliminado todos los organismos nocivos. Dale una suave pasada y deja que se seque al aire. Eso sí, es muy importante que te asegures de que no sufre ningún daño mientras lo estás limpiando y que antes de colocarlo no quede nada de humedad, ya que el agua y la electricidad no son una buena combinación.

No obstante, si el filtro que utiliza tu aparato es desechable, deberñas cambiarlo. En este caso, únicamente tendrás que extraerlo y colocar uno nuevo.

Aprovecha también para limpiar el mando a distancia, que suele acumular mucha suciedad con el paso del tiempo. La mejor forma de hacerlo es quitar las pilas y pasarle un paño húmedo. Es importante que el paño esté humedecido pero nunca mojado, ya que puede terminar estropeándose.