Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

Cómo Limpiar Tu Casa Después Del Verano

Al terminar el verano, debemos decir adiós a las vacaciones, a los viajes con los amigos, a la vuelta al trabajo y a las visitas de los familiares en casa. El problema es que durante estos meses apensas encontramos tiempo para limpiar la casa adecuadamente y el desorden y al sueciedad han ido invadiendo pocoa  poco cada estancia de la casa. Con lo cual, con la llegada del otoño, es necesario cambiar nuestros hábitos diarios y hacer una limpieza en profundidad para que no tengamos que realizar estos trabajos de mantenimiento durante el invierno y podamos sentirnos cómodos en nuestro hogar. A continuación te traemos una lista de las tareas de limpieza que debes llevar a cabo.

Limpiar la casa después del verano

  • Descolgar las cortinas y lavarlas: durante el verano hemos tenido las ventanas abiertas mucho tiempo y es normal que el polvo se haya ido acumulando en todos los tejidos de la casa.
  • Limpiar las ventanas y las persianas: en invierno tenemos las ventanas cerradas y no hay nada más deprimente que ver los cristales sucios, por lo que es el momento de limpiarlos.
  • Pasa un paño húmero por los muebles y puertas:  es importante que hagas una limpieza en profundidad del polvo de los muebles y las puertas  para eliminar cualquier resto de suciedad. Para los interruptores de la luz, pasa una bayeta humedecida en vinagre blanco o con un desengrasante.
  • Aspira los suelos y colchones: deja que los colchones se aireen y aspiralos de todo el polvo que hayan podido acumular. También deberás aspirar y fregar el suelo, retirando los muebles para eliminar la pelusa que se ha asentado en los rincones cuando teníamos las ventanas abiertas en las noches de verano. Aspira también las alfombras para que los pelos se desapelmacen después de haber estado varios meses metidas en los armarios.
  • Pon orden en los armarios: haz una limpieza de la ropa que ya no usas y saca la ropa de abrigo para estar preparado para el frío.
  • Limpia la cocina: limpia todos los muebles y electrodomésticos de la cocina en profundidad, incluyendo las puertas de los armarios y la campana extractora.
  • Limpia el baño: limpia todos los sanitarios y los muebles y dales un tratamiento antical para eliminar todos los restos que se hayan podido acumular.