Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

5 Trucos De Limpieza: Tu Casa Reluciente Sin Esfuerzo

A todos nos gusta tener nuestra casa siempre impecable. Sobre todo si estamos esperando alguna visita. No obstante, muchas veces si tenemos niños y mascotas en casa es casi misión imposible que nuestra casa esté todo lo limpia y ordenada que nos gustaría. Si a esto le sumamos el poco tiempo que nuestras obligaciones cotidianas nos dejan al finalizar el día, podemos acabar volviéndonos locos.

Y para que esto no te pase, hoy te traemos algunos trucos de limpieza que te ahorrarán mucho tiempo y para los que apenas necesitarás realizar esfuerzo. De esta forma podrás dedicar más tiempo para ti y al mismo tiempo tener la casa reluciente.

trucos para limpiar

¿Cómo ahorrar tiempo en la limpieza del hogar?

1. Limpiar los cristales

Para ser más eficientes, lo ideal es limpiar de una vez todo lo que sea de cristal. Coge un trapo con agua caliente y jabón y otro para secar. Si quieres que queden más brillantes, aplícales un poco de agua y vinagre con un spray. No te preocupes por el olor pues se irá cuando se seque.

2. Los muebles

Por mucho que nos esforcemos, es imposible que el polvo no termine acumulándose en las superficies. Puedes usar la misma bayeta que has usado para limpiar los cristales. Pero además, si quieres que el efecto sea más duradero y ahorrar tiempo en la limpieza de tu casa, aplica una capa de cera. Verás como tardan más en ensuciarse de nuevo.

3. El suelo

La aspiradora es la mejor solución para limpiar la casa sin esfuerzo. No importa si es moqueta, alfombra, baldosas o parquet. Después solamente tendrás que dar una pasada con la fregona.

4. La vajilla

Aunque un lavavajillas es la forma solución para ahorrar tiempo en al limpieza, si no lo tenemos, te recomendamos que pongas los platos en remojo para que resulte más fácil quitar la suciedad.Si no has podido, bastará con agua caliente y jabón. Luego déjalos secar mientras vas haciendo otras tareas.

5. Pide ayuda

Aunque lo intentemos, debemos asumir que no somos superhéroes. Por eso, nunca viene mal un poco de ayuda. puedes crear una programa de limpieza para que todos los miembros de la casa participen. Incluso aunque tus hijos sean pequeños, siempre pueden ayudar en algo. No obstante, si vives sólo, también puedes considerar la idea de contratar una limpiadora que te eche una mano de vez en cuando.