Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

4 Claves Para Elegir A La Empleada Del Hogar Más Adecuada

¿Alguna vez has pensado en todo el tiempo que dedicas a limpiar tu casa? Según un estudio llevado a cabo recientemente por la marca Vileda, dedicamos de media 4,7 horas semanales a las tareas del hogar. Lo que se traduce en 244,4 horas al año. Seguro que ahora que sabes el tiempo que inviertes, darías lo que fuera por librarte de ellas. Pero tampoco hay que pasarse. Puedes contratar una empleada del hogar que lo haga todo por ti sin tener que dejarte una gran suma de dinero.

empleada del hogar

1. ¿Cuál es tu presupuesto?

Antes de tomar la decisión, es importante calcular cuánto podemos gastar. El precio que pensemos será lo que delimite las horas que podremos disfrutar de los servicios de limpieza. El precio de contratar una empleada del hogar en Madrid suele estar en torno a los 10 euros por hora. Esto significa que por 100 euros mensuales podemos contratar a una persona que venga a limpiar a casa unas 2,5 horas y olvidarnos de estas tareas tan molestas.

No obstante, no está de más preguntar por los servicios extra que sean solamente limpiar, como planchar, limpiar las ventanas, hacer una limpieza en profundidad de la cocina. De esta forma, sabrás desde el primer momento lo que vas a pagar y te evitarás sorpresas.

2. Elegir a alguien de confianza

La cuestión es no es meter a alguien en casa a toda prisa para evitarnos las tareas de la limpieza. Pide referencias a tus vecinos o haz una búsqueda en Internet. En cualquier caso, siempre es más recomendable optar por una empresa de limpieza especializada, ya que además de que todos los empleados han pasado una entrevista y unas pruebas, podrás reclamar en caso de que lo consideres oportuno.

3. Establece el horario que más te convenga

Si tienes una jornada laboral larga o un horario distinto a lo largo del mes, necesitarás que el servicio sea flexible y que se adapte a cualquier imprevisto. El problema es que no todos los trabajadores de la limpieza pueden ajustarse a estas exigencias. Con lo cual, lo mejor es contar con varios contactos para que puedas organizar tu tiempo como más te convenga.

4. Facilitar las cosas

Cuando contrates un servicio de limpieza, debes dejar las cosas claras desde el primer día. Dónde están los productos y qué habitaciones quieres que se limpien y con qué frecuencia. De esta forma, su trabajos erá mucho más eficiente y quedarás más satisfecho con los resultados.