Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

Cómo Limpiar La Casa Antes De La Mudanza

Si vas a mudarte de casa, lo más probable es que ya estés ogranizando als cajas y desmontando los muebles. Pero muchas veces no somos conscientes de que es posible que la nueva vivienda no esté preparada para colocarlo todo y que tengamos que limpiar antes de que lleguen todas las cajas. Si quieres que todo esté perfecto cuando termines de colocarlo, es recomendable realizar una limpieza en profundidad, especialmente de aquellos rincones en los que repararemos menos una vez que los muebels estén en su lugar. Si estás demasiado ocupado con otras cosas, siempre existe la posibilidad de contratar servicios de limpieza en Madrid a una empresa. Pero si prefieres hacerlo tú mismo, hoy te traemos algunos consejos de limpieza para que puedas organizarte mejor y que todo te resulte más sencillo.

limpieza

1. Si vas a pintar, es mejor hacerlo ahora, ya que cuando lleguen los muebles, tendrás que cubrirlos y resultará más complicado. Si no vas a pintar, limpia las paredes de manchas que hayan podido dejar los anteriores inquilinos. Aprovecha también para reparar los agujeros y desperfectos si los hay.

2. Limpia los techos de polvo y telarañas. Te sorprenderás de la cantidad de polvo que puede llegar a acumularse en esta parte de la casa a la que normalmente prestamos menos atención. Si las lámparas ya están colocadas, límpialas también para que el polvo no caiga al suelo durante la mudanza.

3. Repasa los rodapiés, ya que en esta zona suele acumularse mucha suciedad con el paso del tiempo. Lo mejor es hacerlo con un paño de microfibra humedecido en agua y jabón neutro.

4. Limpia muy bien las ventanas y los marcos, tanto por dentro como por fuera, ya que no tendrás tiempo de hacerlo hasta que todos tus muebles y enseres estén bien organizado. Cuando termines, déjalas abiertas para que las habitaciones se ventilen y se vayan los malos olores.

5. Limpiar los suelos. Incide especialmente en los rincones que serán de difícil acceso cuando los muebles ya estén colocados. Pasa el aspirador y después friega los suelos, dándoles un tratamiento específico en función del tipo de material. Si quieres darle brillo, es el momento de hacerlo.

6. Limpia la cocina a fondo. Aunque los anteriores inquilinos la hayan limpiado, no todo el mundo tiene el mismo concepto de limpieza, por lo que no está de más darle un repaso. Pero, incluso si es nueva, seguramente haya acumulado polvo, serrín y suciedad.

7. Limpiar el baño. Es muy importante limpiar también el lavabo, el inodoro y la bañera. Incluso aunque vayas a estrenarlos. Deben quedar bien desinfectados, ya que después no tendrás tiempo con la mudanza.