Tu partner en
servicios de

limpieza y
mantenimiento

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

Acepto la política de privacidad

¿Cómo Limpiar La Cocina Sin Esfuerzo?

No cabe duda de que la limpieza de la cocina es una de las tareas más compliucadas y tediosas de la casa. Y es que, aunque hay zonas de la casa que podemos dejar para otro día, la cocina requiere de una limpieza regular, ya que es el lugar en el que cocinamos y debe mantenerse en un estado de higiene óptimo.  Por eso, hoy te traemos algunos trucos para limpiar la cocina sin mucho esfuerzo que te reusltarán muy útiles.

limpiar la cocina

Limpiar el horno

El horno acumula mucha grasa de los alimentos que cocinamos. Para eliminarla, únicamente necesitas hacer una emzcla de bicarbonato y agua y dejarla reposar. Saca también la rejilla y aplícale la mezcla. A la mañana siguiente, echa vinagre y frota bien con un estropajo. Quedará reluciente.

Limpiar el frigorífico

La nevera es uno de los electrodomésticos que más deben limpiarse. No vayas a hacer la compra sin haberla limpiado antes, De lo contrario, tardarás más, pues tendrás que sacar las cosas y volverlas a meter. Para ello, solamente necesitas una esponja humedecida en agua y jabón.

Limpiar la grasa

La grasa no solamente se acumula en el horno, sino también en la encimera, la hornilla o vitrocerámica y en el resto de electrodomésticos. Utiliza un quitagrasas y déjalo actuar unos 10 minutos. Después pasa una servilleta para eliminar los restos de producto.

Limpiar los azulejos

Usa un producto industrial específico para azulejos o agua caliente y jabón con un chorro de vinagre. Frota bien la pared y verás como quedan brillantes. Si se trata de suciedad difícil, deja reposar una media hora para que se ablande.

Limpiar lámparas e interruptores

Muchas veces nos olvidamos de que las lámparas y los interruptores también se ensucian de grasa y de poner las manos sucias constantemente en ellos mientras hacemos de comer. Humedece un paño en agua con limón y frota bien las lámparas. Para los interruptores, lo que mejor funciona es el alcohol. Aplícalo con un algodón y volverán a estar como nuevos.